Estatutos de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas 

CAPÍTULO I

DENOMINACIÓN, NATURALEZA Y SEDE

 

ARTÍCULO 1.- La Academia Colombiana de Ciencias Económicas es una organización privada con personería jurídica, sin ánimo de lucro, con patrimonio propio y con sede en la ciudad de Bogotá, aunque podrá constituir subsedes, capítulos o alianzas estratégicas con otras instituciones en las distintas regiones del país y en el exterior.

 

 

CAPÍTULO II

MISIÓN Y OBJETIVOS

 

ARTÍCULO 2.- La Academia Colombiana de Ciencias Económicas es una institución para la generación, análisis, expresión y divulgación de las distintas teorías y políticas económicas en relación interdisciplinar con otras ciencias y prácticas sociales.

ARTÍCULO 3.- Los objetivos principales de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas son:


a) Ser un foro con responsabilidad social académica para la discusión y el análisis de los problemas de la economía y del desarrollo humano, en sus diferentes escalas geopolíticas y territoriales. La academia garantiza la pluralidad ideológica, política, religiosa y epistémica de sus miembros.
b) Investigar permanentemente las características, el desempeño y la proyección de la economía colombiana en el contexto global con énfasis en las políticas económicas a nivel regional, nacional y global. La academia respeta la filosofía política de sus miembros, reconoce la influencia de las decisiones políticas en la economía, pero no es el espacio apropiado para debates político-partidistas.
c) Promover la aplicación de la ciencia, la tecnología y la innovación para la búsqueda del desarrollo humano sostenible e incluyente con énfasis en las políticas económicas a nivel regional, nacional y global.
d) Elaborar y publicar investigaciones y textos orientados a la formación académica y ciudadana.
e) Reconocer públicamente los méritos de investigaciones y estudios relevantes para el desarrollo de la ciencia, las políticas económicas, territoriales y urbanas.
f) Establecer vínculos de cooperación con entidades que realicen actividades afines a la academia.
g) Mantener actualizados los medios de divulgación de las actividades en la academia, para optimizar su impacto en la comunidad académica y en la sociedad.

ARTÍCULO 4.- La Academia Colombiana de Ciencias Económicas para llevar a cabo los objetivos señalados podrá:

 

a) Ser órgano de consulta y asesoría del poder público y de la sociedad civil cuando lo considere pertinente.

b) Organizar tertulias, conversatorios, conferencias, mesas redondas, concursos, seminarios, simposios, cursos, congresos, publicaciones y otras actividades que considere necesarias.

ARTÍCULO 5.- La academia podrá formular proyectos estratégicos en cooperación con entidades regionales, nacionales e internacionales. La academia podrá organizar a nivel regional sus distintas actividades, así como crear capítulos y programas de investigación con el fin de cumplir su misión y objetivos. Los académicos de las regiones podrán participar en todas las actividades de la academia, en las que les sea posible participar.

CAPÍTULO III

DE LA ASAMBLEA GENERAL

 

ARTÍCULO 6.- La asamblea general es el órgano de mayor jerarquía de la academia y está integrada por sus miembros eméritos, de número y correspondientes. Ella traza las directrices para las actividades de la academia y éstas son desarrolladas por la junta directiva, cuyos miembros son elegidos por la asamblea.

 

a) Funciones. - La asamblea general de la ACCE tendrá la competencia de elegir a los miembros eméritos, de número, correspondientes, honorarios, a las organizaciones participantes, a los miembros de la Junta directiva, al fiscal y reformar los estatutos.

b) Convocatoria. - La asamblea general se reúne en sesión ordinaria en el mes de junio, cada dos años y en sesión extraordinaria cuando la junta directiva o el fiscal lo consideren conveniente. La asamblea extraordinaria solo se ocupará del tema específico que motivó su convocatoria. La convocatoria a la asamblea puede darse mediante comunicación a sus miembros, para lo cual se deben utilizar los distintos medios digitales a disposición, con diez (10) días de anticipación, informándoles además del orden del día con día y hora.

c) La asamblea general será conducida por un presidente y un secretario ad hoc que serán elegidos por los asambleístas al inicio de la sesión, así como elegir la comisión escrutadora, la cual se encargará de revisar el acta para su aprobación.

 

CAPÍTULO IV

ACADÉMICOS

 

ARTÍCULO 7.- La academia tiene las siguientes categorías de miembros:

 

a) Eméritos,

b) de número,

c) correspondientes,

d) honorarios y

e) organizaciones participantes.

 

MIEMBROS CORRESPONDIENTES

ARTÍCULO 8.- Las personas nacionales o extranjeras podrán ser miembros correspondientes, siempre que se hayan distinguido en el campo de las ciencias económicas, en el diseño de políticas públicas, la investigación y la docencia.

ARTÍCULO 9.- La candidatura para miembro correspondiente deberá ser reservada, presentada y firmada por dos o más académicos de número y eméritos en la junta directiva. La hoja de vida del candidato será evaluada por la Comisión permanente de candidaturas, cuya decisión confidencial y tomada por mayoría de votos, será informada por escrito a la junta directiva y llevada a la asamblea para elección en votación secreta. Dará la bienvenida al nuevo académico un miembro de número designado por la junta directiva.

ARTÍCULO 10.- La junta directiva designará en la primera sesión de cada año una Comisión de candidaturas, integrada, además del presidente y el secretario general, que forman parte de ella por derecho propio, por tres miembros de número. Esta comisión podrá ser reelegida y está encargada de estudiar las candidaturas para miembros correspondientes y de número, así como de rendir el informe al que se refiere el artículo anterior.

ARTÍCULO 11.- El nominado como académico correspondiente deberá presentar su trabajo de ingreso, inédito e individual y tomar posesión como académico en acto solemne fijado para tal efecto. El plazo máximo para su posesión es de un año. La junta directiva definirá los procedimientos. Transcurrido el tiempo previsto, si no se ha posesionado, perderá efecto su elección. 

ARTÍCULO 12.- Organizaciones participantes. La asamblea, con el voto favorable de la mayoría de sus miembros correspondientes, de número y eméritos asistentes a la asamblea, podrán elegir en calidad de organizaciones participantes a los centros de investigación que realicen actividades coincidentes con los objetivos de la academia. Estos centros podrán nombrar a un representante suyo para que participe en las asambleas de la academia con derecho a voz.  

 

ACADÉMICOS DE NÚMERO

ARTÍCULO 13.- La academia puede tener hasta 50 miembros de número, así como un número ilimitado de correspondientes y los que se escojan como eméritos. Para ser elegido miembro de número se requiere haber sido académico correspondiente por lo menos un año, tiempo en el cual haya mostrado especial interés por las labores de la academia.

ARTÍCULO 14.- En caso de muerte o ausencia definitiva de un académico de número, la asamblea declarará la vacante correspondiente en la reunión siguiente. La vacante por deceso no podrá ser llenada antes de tres meses como homenaje al académico fallecido. 

ARTÍCULO 15.- La presentación de candidatos para académicos de número deberá hacerse en cada caso por lo menos por tres miembros de número o eméritos en sesión de la junta directiva.

 

La presentación se acompañará de un resumen de la hoja de vida académica de los candidatos e irá a la Comisión de candidaturas, para que ésta rinda un informe escrito sobre la postulación. En la siguiente reunión de asamblea se hará la elección en votación secreta de los académicos participantes.

ARTÍCULO 16.- La posesión de académico de número se efectuará en sesión pública y solemne dentro del año siguiente a su elección. En dicha sesión el recipiendario presentará un trabajo escrito, de su autoría e inédito, parte del cual estará dedicado a exaltar los méritos académicos de su antecesor. Si este requisito no se cumple en el término fijado, el elegido, con razones plenamente justificadas, podrá solicitar una prórroga hasta por tres meses. Si vencido este plazo, la posesión no se efectúa, la academia declarará la vacante con base en el informe que sobre el particular rinda la secretaría de la corporación.

 

Dará la bienvenida al nuevo académico un miembro de número designado por la junta directiva.

ARTÍCULO 17.- La elección de miembros en la categoría de número y correspondiente se hará por los votos de la mayoría absoluta de los participantes en la asamblea, pero en ningún caso con menos de 10 votos favorables.

 

MIEMBROS EMÉRITOS Y HONORARIOS

ARTÍCULO 18.- Los académicos de número que tengan destacada producción intelectual y se hayan distinguido por sus contribuciones a la academia y a la sociedad, podrán ser declarados miembros eméritos. Los miembros eméritos tendrán, como los miembros correspondientes y de número, voz y voto en la asamblea.

 

Parágrafo 1. Los ciudadanos colombianos o extranjeros de excepcionales méritos y elevada jerarquía que ostenten excelencia y reconocimiento público en su trabajo o por especiales circunstancias, podrán ser declarados miembros honorarios.

 

Parágrafo 2. Los miembros eméritos no pierden su calidad de número. Los académicos eméritos asistirán a la junta directiva por derecho propio, con voz.

 

ARTÍCULO 19.- El nombramiento de miembros eméritos y honorarios requerirá el voto de un número no inferior a dos terceras partes de los académicos participantes en la asamblea entre correspondientes, de número y eméritos.

DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS ACADÉMICOS

ARTÍCULO 20.- Los académicos tendrán los siguientes derechos: usar la medalla de la corporación; consignar su título en sus publicaciones, correspondencia y otros documentos públicos; recibir gratuitamente las publicaciones de la academia, asistir a sus actos públicos y proponer iniciativas a la junta directiva en el marco de los objetivos de la academia.

ARTÍCULO 21.- Los académicos recibirán un diploma que acredita su carácter, el cual irá firmado por el presidente y el secretario general, así como la medalla que será entregada en el acto de posesión como miembro correspondiente.

ARTÍCULO 22.- Los miembros correspondientes, de número y eméritos deberán colaborar en las tareas, participar en las comisiones y asistir a las sesiones de la academia.

ARTÍCULO 23.- Los derechos y deberes de los académicos correspondientes, de número y eméritos empezarán a regir a partir de la fecha de su posesión.

ARTÍCULO 24.- Reconocimiento. En caso de que una entidad pública o privada solicite a la academia un candidato para hacerle un reconocimiento a uno de sus miembros, la escogencia se hará consultando a todos los académicos correspondientes, de número y eméritos.

ARTÍCULO 25.- La dignidad de académico correspondiente, de número o emérito es renunciable. La academia conocerá de dicha renuncia en la asamblea.

ARTÍCULO 26.- La academia en asamblea general y por voto mayoritario podrá revocar la membresía al académico que lesione gravemente la dignidad de la corporación. Las causales serán establecidas en el Código de Ética que se crea mediante el artículo 44.

 

 

CAPÍTULO V

JUNTA DIRECTIVA

 

ARTÍCULO 27.- La academia tendrá una junta directiva, constituida de la siguiente forma: un presidente, un primer vicepresidente, un segundo vicepresidente, un secretario general, un director de relaciones internacionales, un tesorero, un director de gestión del conocimiento, un director de publicaciones y cuatro vocales, dos de los cuales deberán ser miembros correspondientes.

 

Los académicos eméritos asistirán a la junta por derecho propio con voz.

Los cargos de la junta directiva serán provistos con miembros de número, los cuales serán elegidos con libertad de postulación en la asamblea estatutaria del mes de junio, para un período de dos años, pudiendo ser reelegidos, máximo por dos periodos consecutivos, cumplidos los cuales podrán ocupar otro cargo en la junta directiva. Igualmente, se elegirán cuatro vocales: dos miembros de número y dos miembros correspondientes. La elección se hará individualmente.

ARTÍCULO 28.- Las personas elegidas para formar parte de la junta directiva tomarán posesión de sus cargos en la sesión solemne del mes de julio cuando se celebra el Día de la Academia.

 

Si en los siguientes treinta días a la elección el miembro no se posesiona sin razón justificada, la asamblea delega en la junta directiva su reemplazo. Igualmente, en caso de ausencia definitiva o renuncia de alguno de los miembros de la junta directiva, esta procederá a sustituirlo.

 

Parágrafo. - Los tres vocales adicionales elegidos por la asamblea para formar parte de la junta directiva, tomarán posesión de sus cargos una vez se haya surtido el segundo debate previsto por los estatutos.

 

ARTÍCULO 29.- De la junta directiva. La junta directiva se reunirá mensualmente, reunión para la cual el secretario general enviará con ocho días de antelación el acta de la sesión anterior, el orden del día y los documentos correspondientes.

ARTÍCULO 30.- La junta directiva se dará su propio reglamento.

 

ARTÍCULO 31.- La junta directiva anualmente aprobará el presupuesto de ingresos y gastos, así como los estados financieros; creará los cargos que juzgue necesario para el funcionamiento de la corporación y fijará las remuneraciones correspondientes.

ARTÍCULO 32.- Previa solicitud escrita de cualquier académico, refrendada con el visto bueno del presidente, se podrá invitar a las sesiones de la junta directiva a cualquier académico o particular.

 

ARTÍCULO 33.- La academia podrá tener un presidente honorario, para cuya elección se requerirá la votación de por lo menos la mitad de los miembros correspondientes, de número y eméritos participantes.

ARTÍCULO 34.- Del presidente. El presidente será el representante legal de la corporación y como tal le corresponderá ejercer su personería jurídica, presidir las sesiones de la corporación, representarla en los actos públicos y privados, cumplir y hacer cumplir los estatutos y los reglamentos, velar por el buen funcionamiento de la academia y preservar sus valores.

 

Asimismo, mantener la relación con las otras academias y señalar los días y horas en que han de celebrarse las juntas extraordinarias y tomar decisiones acerca de los asuntos urgentes de la academia, de lo cual informará a la junta directiva.

 

ARTÍCULO 35.- De los vicepresidentes. Los vicepresidentes reemplazarán, en su orden, al presidente, en sus faltas temporales o absolutas y en estos casos tendrán las mismas atribuciones que se indican en el artículo anterior.

ARTÍCULO 36.- Del secretario general. El secretario general tendrá las siguientes funciones:

 

a) Coordinar las actividades académicas, docentes, investigativas, administrativas, financieras y de divulgación.

b) Presentar a la junta directiva el presupuesto de ingresos y gastos, así como los estados financieros.

c) Dirigir el personal administrativo para la eficiente operación de la academia.

d) Velar porque la operación de la academia se ajuste a los estatutos y a las decisiones de la asamblea y de la junta directiva.

e) Participar en todas las comisiones, en especial en la de candidaturas, de gestión de riesgos, de ética y de publicaciones.

f) Expedir y certificar las actas, igual que la correspondencia y las certificaciones.

g) Velar por el patrimonio y llevar el archivo histórico.

h) Informar a la junta directiva de cuantos asuntos le concierne.

i) Presentar un informe cada dos años de las actividades académicas de la corporación.

j) Promover y mantener la relación con otras academias e instituciones afines. La junta directiva determinará la remuneración del secretario general.

 

 

La junta directiva determinará la remuneración del secretario general.

 

ARTÍCULO 37.- Del director de relaciones internacionales. El director de relaciones internacionales será el encargado de coordinar las relaciones externas de la academia en estrecha coordinación con el presidente y el secretario general.

ARTÍCULO 38.- Del tesorero. El tesorero, conjuntamente con el secretario general, presentará anualmente a la junta directiva el presupuesto y los estados financieros de la academia, sugiriendo cambios que considere indispensables y estableciendo la prioridad financiera de los programas y proyectos a través de la norma presupuestal que se establezca para cada período. Igualmente, el tesorero participará por derecho propio en la Comisión de gestión de riesgos.

ARTÍCULO 39.- Del director de gestión del conocimiento. El director de gestión del conocimiento promoverá la difusión de las obras de los académicos a nivel regional, nacional e internacional a través de los medios de que dispone la corporación, como son las publicaciones, la biblioteca, la hemeroteca, la fonoteca, la fototeca, la videoteca y la página web.

ARTÍCULO 40.- Del director de publicaciones. El director de publicaciones, conjuntamente con la comisión de publicaciones y el secretario general, seleccionará los trabajos que la junta directiva le ha enviado para la publicación y vigilará su edición, de acuerdo con las normas nacionales e internacionales.

ARTÍCULO 41.- De los vocales. Los vocales apoyarán el funcionamiento de las comisiones, según directrices de la junta directiva.

ARTÍCULO 42.- Del fiscal. El fiscal será elegido en la asamblea general y tendrá como función principal velar por el cumplimiento de los estatutos y las decisiones de la asamblea y la junta directiva, así como vigilar con la administración el patrimonio de la academia. El fiscal participará por derecho propio en la Comisión de gestión de riesgos y la presidirá. Aunque no forma parte de la junta directiva, asiste a sus reuniones con derecho a voz, pero sin voto. En situaciones de emergencia podrá convocar la asamblea con el respaldo de la mitad más uno de los miembros de la junta directiva.

ARTÍCULO 43.- La academia tendrá una Comisión de gestión de riesgos compuesta por el secretario general, el tesorero y el fiscal, cuya función es apoyar a la junta directiva en el cumplimiento de sus responsabilidades presupuestales, laborales, legales y financieras.

ARTÍCULO 44.- Del código de ética de la academia. Los miembros de la academia deberán cumplir con la misión, los valores y objetivos de la institución. Cualquier falla grave será penalizada de acuerdo al reglamento de ética que la junta directiva promulgará para este fin.

 

 

CAPÍTULO VI

SESIONES DE LA ACADEMIA

La academia tiene sesiones de distinto carácter: asamblea general, sesiones extraordinarias, sesiones solemnes y de junta directiva.

 

ARTÍCULO 45.- De la asamblea. La asamblea se reunirá en sesión ordinaria en el mes de junio, cada dos años y en sesión extraordinaria cuando la junta directiva o el fiscal lo consideren conveniente.  

ARTÍCULO 46.- Una de las sesiones solemnes será reglamentaria y deberá celebrarse en un día del mes de julio de cada año, en conmemoración del Día de la Academia. En dicho acto tomará posesión la nueva junta directiva; el secretario general leerá un informe sobre las principales tareas científicas y culturales desarrolladas por la corporación durante los dos años precedentes, y un académico designado por la junta directiva leerá un estudio de fondo.

ARTÍCULO 47.- El cuórum reglamentario para deliberar de la asamblea será de nueve miembros (presenciales y virtuales), entre los cuales cinco, por lo menos deberán ser de número y eméritos. 

ARTÍCULO 48.-  El voto de los miembros correspondientes, de número y eméritos es personal e indelegable y puede ser ejercido presencialmente o por cualquier medio de comunicación, antes o en el curso de la asamblea, pero nunca después de ella.

ARTÍCULO 49.- No es permitido en las sesiones de la academia hablar cuestiones personales, religiosas o de política militante que puedan degenerar en discusiones inconvenientes, en cuyo caso deberá el presidente suspender la reunión. En las sesiones solemnes no habrá lugar a interrumpir el orden fijado por la presidencia y solo con permiso de ésta podrán presentarse proposiciones directamente relacionadas con el objeto de la sesión.

 

 

CAPÍTULO VII

COMISIONES

 

ARTÍCULO 50.- El trabajo científico y cultural de la academia se organizará en comisiones, de las cuales podrán formar parte académicos correspondientes, de número y eméritos. Para el desarrollo de estas actividades se podrá invitar a investigadores no pertenecientes a la academia, especialistas en los temas de cada comisión.

 

ARTÍCULO 51.- Las comisiones se darán su propio reglamento y las investigaciones que resulten de su trabajo tendrán prioridad presupuestal para la publicación.

 

 

CAPÍTULO VIII

PUBLICACIONES DE LA ACADEMIA

 

ARTÍCULO 52.- La academia divulgará por distintos medios escritos, audiovisuales y virtuales los trabajos de sus académicos, de las comisiones y de los autores que la comisión editorial juzgue de excelencia académica.

 

 

ARTÍCULO 53.-  La academia podrá publicar los trabajos de profesores y profesionales que potencien la expansión regional, nacional e internacional de la academia, así como premiar y publicar trabajos de estudiantes de pregrado y posgrado.

 

 

ARTÍCULO 54.- El año académico se contará a partir del primero de julio de cada año hasta el treinta de junio del año siguiente.

 

 

CAPÍTULO IX

PATRIMONIO MATERIAL E INMATERIAL DE LA ACADEMIA

 

ARTÍCULO 55.- Los bienes de la academia son:

 

1. El conjunto de bienes científicos, culturales, materiales e inmateriales acumulados desde su fundación.

2. Los bienes muebles e inmuebles que adquiera.

3. Los ingresos obtenidos por contratos o prestación de servicios.

4. Las sumas u otros bienes provenientes de donaciones o fundaciones que sean expresamente aceptados por la junta directiva.

5. Los ingresos o beneficios que reciba la entidad por cualquier concepto.

ARTÍCULO 56.- La academia tendrá una vigencia de cien (100) años a partir de la aprobación de estos estatutos, sin perjuicio de que dicho plazo sea prorrogado.

ARTÍCULO 57.- El patrimonio, en caso de liquidación de la academia, pasará a ser propiedad de una entidad sin ánimo de lucro con objetivos similares.

ARTÍCULO 58.- El presente estatuto empezará a regir a partir de la fecha de su aprobación y para reformarlo, adicionarlo o modificarlo, el proyecto que se someta a consideración deberá discutirse en dos debates y en dos períodos académicos. Para su aprobación se requerirá el voto afirmativo de las dos terceras partes de los académicos correspondientes, de número y eméritos participantes en la sesión, cuyo número no podrá ser inferior a quince.

Bogotá, D.C., 22 de julio de 2021

 ÉDGAR REVÉIZ ROLDÁN

Presidente

 ALCIDES GÓMEZ

Secretario general

 MARÍA TERESA VELÁSQUEZ

Secretaria de actas